Se requiere Flash Player 8

Jairo: “Los cordobeses le debíamos un tributo a Atahualpa”

ene 30, 08 Jairo: “Los cordobeses le debíamos un tributo a Atahualpa”

La palabra, es un tesoro que la humanidad tiene y que muchas veces olvida en esta sociedad moderna amante de…

Florencia Vercellone
fvercellone@lmcordoba.com.ar
La palabra, es un tesoro que la humanidad tiene y que muchas veces olvida en esta sociedad moderna amante de la imagen. Palabras, fueron las que dejó Atahualpa en cada uno de sus pensamientos, convertidos en canciones, poesías e historias, y que a veces se repiten sin interpretar realmente sus profundidades. En su camino, Yupanqui, como pocos argentinos, fue transparente con sus principios, y defendió hasta el final, un respeto por la cultura y la naturaleza latinoamericana y el amor por su pueblo.

A 100 años de su nacimiento, la obra de Atahualpa Yupanqui se conoce, pero no se difunde como se debería, por eso, quien estuvo cerca de él, propuso hacerle un homenaje que considera una obligación como cordobés.

En diálogo con LA MAÑANA, Jairo comentó lo extraordinario de la realización de este tributo, ya que, como dijo: “Córdoba le debe retribuir a Atahualpa el homenaje de haber elegido nuestra provincia para vivir y morir”. Asimismo, aseguró que es una pena que los argentinos no reconozcamos su obra como se merece.

- Este homenaje fue presentado en varios escenarios, pero ¿cuál es el significado de realizarlo en el Cerro Colorado?
- Hacerlo en el Cerro Colorado será totalmente significativo. Es el único espectáculo homenaje a Atahualpa Yupanqui en los últimos quince años en Argentina, y me parece algo muy loable que se haga en este lugar, porque Yupanqui estuvo en otras provincias, como Buenos Aires, Santiago del Estero y Tucumán, y ninguna de ellas le rinde tributo. Pero de alguna manera las provincias más Yupanquianas estarán en este homenaje, con Juan Falú en guitarra, por Tucumán, Juan Saavedra por Santiago, los músicos que son de Buenos Aires y conmigo por Córdoba..

- Desde la Fundación Yupanqui señalan que son muy pocos los jóvenes que se acercan a conocer la obra de Yupanqui, ¿por qué creés que una figura como la de Atahualpa está tan poco difundida?
- Yo pienso que no depende de los jóvenes, porque si ellos escucharan a Yupanqui se interesarían muchísimo. Creo que es uno de los artistas más grandes que ha dado la Argentina en todos los tiempos y que es sólo comparable a la de Gardel; no hay otro a nivel mundial que lo supere. Y es una pena que no se lo reconozca. Creo que es algo muy argentino. Pasa por nuestra memoria, nuestra forma de ser; el argentino es muy especial en ese sentido y no es bueno ser así. Nos gusta la cosa inmediata y no nos detenemos en lo más profundo.

- Asimismo, son muy pocas las escuelas cordobesas que llevan a sus alumnos a visitar el Cerro Colorado…

- Sí, pero sí se estudia en escuelas de Francia, porque los libros de lectura en español tienen poemas de Machado, Lorca y Yupanqui. Pero es así la Argentina, no sé por qué, pero la prueba es que muchos de nuestros héroes han muerto fuera, en el exilio, mientras le perdonamos pecados a personajes algo nefastos. Por eso a mí me honra mucho que Córdoba haya declarado al 2008 Año Yupanquiano, y que se haya hecho eco de mi inquietud de hacer este espectáculo en el Cerro Colorado. Es la primera vez que tengo una respuesta favorable por parte de un gobierno.

- Además, hacerlo en nuestra provincia es más que interesante…

- Que sea Córdoba me honra mucho, me parece extraordinario, me da igual el tinte político del gobierno, lo importante es que se interesaron. A mí me decía Roberto Chavero (hijo de Atahualpa) que a pocos meses de que se cumplan los 100 años, no había nada. En la Fundación han trabajado durante todo el año y no han encontrado eco, sólo nosotros lo conseguimos, y fue una respuesta inmediata la del gobierno provincial.

- ¿Sentís que le debemos este homenaje?
- Creo que esto es, de alguna manera, retribuir el homenaje de Atahualpa a los cordobeses de haber elegido el Cerro Colorado para vivir y para morir.

Porque para él esa era su casa, toda la Córdoba norte. Por eso, nosotros que somos cordobeses, y yo que soy del norte cordobés, estamos obligados a retribuirle todo lo que ha hecho por la música argentina y concretamente por Córdoba.

Fuente: La Mañana de Córdoba
30 de Enero de 2008
http://www.lmcordoba.com.ar/2008/01/30/nota158543.html