Se requiere Flash Player 8

Jairo: la gran noche de un cantante en su tierra

ago 31, 11 Jairo: la gran noche de un cantante en su tierra

Jairo: la gran noche de un cantante en su tierra

Jairo celebró 40 años de carrera en la noche del sábado con el Orfeo lleno, invitados y un recital de más de tres horas. Crónica y fotos.

JAIRO. Con amigos en escena y un público fiel que lo aplaudió en una gala para el recuerdo. Foto: Facundo Luque/La Voz. 

JAIRO. Con amigos en escena y un público fiel que lo aplaudió en una gala para el recuerdo. Foto: Facundo Luque/La Voz.

JAIRO. Con amigos en escena y un público fiel que lo aplaudió en una gala para el recuerdo. Foto: Facundo Luque/La Voz. 

JAIRO. Con amigos en escena y un público fiel que lo aplaudió en una gala para el recuerdo. Foto: Facundo Luque/La Voz.

JAIRO. Con amigos en escena y un público fiel que lo aplaudió en una gala para el recuerdo. Foto: Facundo Luque/La Voz. 

JAIRO. Con amigos en escena y un público fiel que lo aplaudió en una gala para el recuerdo. Foto: Facundo Luque/La Voz.

  • 1
  • de
  • 3

Por Ramiro Ortiz 28/08/2011 18:25

Debe haber sido fantástico sentirse profeta en su propia tierra. Habría que preguntarle a Jairo de qué se trata eso, porque el sábado por la noche festejó sus 40 años de carrera en un Orfeo repleto de agradecidos espectadores. Y tal vez porque 40 años en los escenarios son muchos, Mario González, Jairo, se mandó una fiesta de proporciones, no sólo por las más de tres horas de espectáculo, sino por la cantidad de talentosos amigos que invitó a tocar y a charlar con él: Silvia Lallana, Raly Barrionuevo, Elvira Ceballos, Lito Vitale, Cacho Buenaventura, La Barra, La Orquesta Juvenil del Teatro San Martín, Sandro (a través de un video), Daniel Salzano, junto a Mario Pereyra y Rony Vargas, que transmitieron la fiesta por la radio.

El recital no tuvo intervalos. Fue una demostración de energía. Jairo, que aludió varias veces a su niñez, recordó a sus padres, nombró a sus nietos (acaba de ser abuelo por tercera vez), y se fue emocionando cada tanto, algunas veces al interpretar temas junto a sus hijos Lucía y Yaco y a su hermano Jorge González.

Pero de esa emoción, de la nostalgia sin pena, también surge la alegría, y hubo espacio para ella. Para el humor con Cacho Buenaventura. Para lo entrañable con Elvira Ceballos y Raly Barrionuevo. Para el candombe cordobés con la Pepa Brizuela y los muchachos de La Barra. Para la leyenda urbana con temas comoMilagro en el bar UniónBalacera. Para el amor propio del indígena con la interminable magia de canciones como Indio toba oLa misa criolla, esta vez acompañada por la Orquesta Juvenil del Teatro San Martín.

Entre idas y vueltas, surgieron canciones de todos los tiempos:Amigos míos me enamoré, La saeta, Milonga del trovador(compuesta especialmente para él por Astor Piazzolla), No me dejes, Me encanta esta hora del día, Revólver, Ferroviario.

La fiesta fue tan portentosa, que cuando se encendieron las luces el público se marchó del Orfeo sin pedir nada más. Los bises y mucho más que eso habían sido despachados dentro del menú original.


3 Comentarios

  1. Enrique Ignacio /

    Pasarán los años y podré decir que estuve allí y espero poder estar en una fiesta similar el día que JAIRO cumpla las bodas de oro con el canto. Vivimos en el Orfeo una noche excepcional y aplaudimos con todas las fuerzas su entrega inigualable. Un artista de nivel INTERNACIONAL y que es nuestro, Argentino y Cordobés. Simplemente Gracias.

  2. Miles de obstáculos, y hasta una neumonía, no me impidieron llegar al Orfeo gracias a la generosidad de mi yerno y el acompañamiento de mi hijo, para vivir algo que nunca olvidaremos.
    GRACIAS JAIRO,por éste regalo que nos ofreciste, como tambien deseo hacerlo extensivo a ése hijo maravilloso que tienes, YACO por su actuación y esmero puesto de manifiesto en cada actuación de su padre.
    Gracias a ésos fieles músicos que siempre los acompañan.
    JAIRO, el elegido…que el Jesús del madero y mamá María te sigan iluminando y acompañando para deleite de todos los que te queremos y admiramos.
    Hermosa y dulce Lucía, felicitaciones y gracias.
    ADELANTE JAIRO, orgullo cordobés y nacional.
    GRACIAS. ANA de Carlos Paz.-

  3. Nosotros estuvimos allí ese 27 de agosto. En la vida existen hitos, oportunidades que puedes tomar o dejar pasar. Ese sábado viajamos desde Santiago de Chile a Córdoba para asistir a los 40 años de vida musical de JAIRO. Hace más de una década que lo vimos en Buenos Aires en Recital de Atahualpa Yupanqui. Ese 27 de agosto quedó grabado a fuego, fueron tres hora y media de una voz inigualable que superó todas nuestras altas expectativas. Un espectáculo lleno emociones. El amor que los argentinos le brindan en verdad se lo ha ganado con creces.
    La verdad no hemos hecho nada para haber sido tan privilegiados para disfrutar con el alma las interpretaciones de ese ser humano grandísimo “El elegido” JAIRO.